Deja un comentario

La construcción de la tribuna y el Arco (II)

A partir de Septiembre de 1952, una vez finalizada la tribuna, se comenzó a construir la cimbra que serviría de apoyo para la construcción del Arco. Al tener que montar dicha cimbra sobre los graderíos, que están inclinados, existía cierta dificultad, pero nada insalvable en cualquier caso.

La función de la cimbra no era otra que soportar el peso de los arcos durante su construcción, hasta que éstos, una vez montados, fueran capaces de soportar su propio peso, pudiendo retirar la cimbra.

Además de las cimbras, había que construir una torre metálica en el centro de la tribuna, desde la que se izarían las mitades del Arco para unirlas en su parte más alta. En las siguientes imágenes se ve el montaje tanto de la cimbra como de la torre central.

I-FC075-094I-FC075-085

La cimbra, que como se aprecia en la primera imagen, acaba en forma curva (la forma de la mitad del Arco) tenía una altura máxima de unos 18 metros, y estaba formada por “pisos” de 4 metros de altura, unidos por cruces de San Andrés de madera (perfectamente visibles en las fotos) que tenían el objetivo de dar estabilidad a la construcción provisional. Toda la estructura metálica se aseguraba con tornillos pasantes y tablones en cada “piso”, formando una estructura transitable.

Una vez terminada la cimbra y la torre metálica, se empezaron a llevar a la zona de obra las partes del Arco. El Arco fue transportado en tramos de 6 metros de largo. Se llevaban a la calle Pitxitxi, y desde ahí se izaban hasta la parte superior, donde iban siendo soldadas y conformando la estructura final.

I-FC075-127I-FC075-103

En la fotografía anterior se observa como la mitad del Arco de la parte derecha ha sido ya terminado (se soldaba en obra cada tramo de 6 metros, de la fotografía anterior, al siguiente), mientras que a la otra mitad aún le falta un último tramo por soldar. También se puede ver como el Arco aún no había sido pintado, es decir, aún tenía un color metálico, y no blanco.

El último paso para que el Arco tomara su forma definitiva, era levantar las dos mitades a su posición, mediante la torre central, y unir las dos mitades en la clave, el punto más alto. Primero se levantó la parte derecha, y después la izquierda. Como se observa en las siguientes imágenes, a medida que se levantaba el Arco, se quitaba la cimbra, pues ya no era necesario soportar el peso del Arco (lo soportaba la torre). Al finalizar este paso, el Arco tendría ya su forma definitiva…

1-I-FC075-055

I-FC075-105I-FC075-109

 

Fotos de: Archivo Carlos Fernández Casado, CEHOPU-CEDEX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: