Deja un comentario

¡Conservemos el Arco de San Mamés!

El arco de San Mamés contempla desde hace ya sesenta años todos los éxitos del Athletic, tanto los deportivos, en forma de copas o ligas, como los sociales, habiendo conseguido enganchar e ilusionar a sucesivas generaciones de aficionados. Y cada vez que un bilbaíno o un aficionado del Athletic piensa en San Mamés piensa sin quererlo en su arco. Siempre ha estado ahí, como símbolo del club y de la ciudad.

Desde que se planteó la idea de un nuevo San Mamés se supo que el arco tenía los días contados. Pero lo cierto es que a falta de meses para el derribo del nuevo campo, nada se sabe de su futuro, y desde que en el 2007 el Ayuntamiento planteara colocarlo como pasarela peatonal, no ha habido más ideas “oficiales”.

Como aficionado al Athletic e Ingeniero en proceso de formación, en mi cabeza empezó a fraguarse la idea de si realmente sería viable darle una nueva utilidad. Y lo que empezó como una investigación por ocio y curiosidad, ha terminado siendo mi proyecto de final de carrera. Tras tener acceso a través del CEDEX al proyecto original del arco (del año 1952), me he dedicado a estudiar la viabilidad técnica de desmontarlo, trasladarlo y darle una nueva utilidad.

Lo cierto es que ya en el año 2007 se consultó a varios expertos sobre la viabilidad de reutilizar el arco, con respuesta afirmativa, misma conclusión que estoy obteniendo en mi trabajo. El arco es antiguo y está deteriorado, es cierto. Quizás no sean tiempos para gastarse un dineral en restaurarlo y reforzarlo para que pueda cumplir con seguridad las exigencias para que sea una pasarela peatonal. Pero desde luego que es viable desmontarlo y trasladarlo a algún lugar donde los aficionados del Athletic podamos contemplarlo y recordar los buenos momentos que bajo su mirada pasamos en San Mamés.

Sin las exigencias que tendría como pasarela peatonal, para exponerlo bastaría protegerlo para evitar mayor deterioro y preparar el terreno para que apoyara adecuadamente, pues no deja de ser una estructura de cerca de 200 toneladas de peso.

En el Parque Etxebarria, en Artxanda, en Zorrozaurre o en el mismo Lezama. El lugar es indiferente, pero no se puede dejar morir y desaparecer una estructura de este valor. De valor para el aficionado del Athletic o para los bilbaínos como símbolo del club y la ciudad, sin olvidar que se trata de un patrimonio sin parangón. Fue la primera vez que se uso una estructura de arco metálico en un recinto deportivo y aún no tiene igual, y fue diseñada por uno de los más grandes ingenieros, habitualmente infra conocidos, como es Carlos Fernández Casado.

San Mamés morirá y renacerá en San Mamés Barría. Nada cambiará pues el Athletic seguirá siendo el Athletic, seguirán rugiendo los Leones y la afición seguirá animando, pero no conviene olvidar dónde el Athletic ha disputado durante 100 años sus partidos, y una manera de no hacerlo sería conservar el arco. El espíritu antiguo San Mamés perduraría en su elemento más característico.

Técnicamente viable es. Económicamente existe la posibilidad de, al menos, no destruirlo ni comerciar con él. Solo queda esperar que el club y la ciudad consideren lo bonito que podría ser que generaciones futuras pudieran contemplar este símbolo e imaginarse como era vibrar animando al Athletic con el arco en lo alto del Estadio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: